Oración Para La Ansiedad Para Ayudarte A Encontrar Alivio Y Libertad

3659

¿El estrés te retiene como un rehén y te impide descansar? ¿Sientes las cargas que te presionan y te parecen demasiado pesadas para soportarlas? Cuando los pensamientos ansiosos te llevan en la dirección equivocada, y estás luchando por encontrar el equilibrio, la siguiente oración para la ansiedad puede ayudarte a expresar tus pensamientos y a encontrar el alivio y libertad que necesitas.

Antes de orar, considere estos 4 pasos para orar sobre la ansiedad.

Paso 1. Oren inmediatamente.

«No se preocupe por los problemas que le acechan a usted o a su vecino. Pídele ayuda a Dios tan pronto como identifiques una necesidad.»

Paso 2. Oren específicamente.
Cuando reducimos nuestras preocupaciones a un pedido específico, se convierten en del tamaño correcto. Amenazas vagas se ciernen más grandes que desafíos concretos «.

Paso 3. Oren por y con otros.
«Cuando consideramos los problemas de los demás y les pedimos su ayuda, nuestras preocupaciones se vuelven más manejables.»

Paso 4. Oren con acción de gracias.
La ansiedad y la gratitud no pueden ocupar el mismo espacio. Cuando catalogamos por lo que estamos agradecidos, nuestra lista de desafíos se vuelve menos poderosa «.

Oración para la ansiedad

Una oración para la ansiedad y aliviar el estrés.

Señor Jesús, las tensiones en mi vida a menudo alcanzan una proporción peligrosa, o eso parece. Mi espíritu lucha por mantenerse en la dirección correcta, pero mi alma esta llena de cosas incorrectas, lo que hacen que mi mente este confusa y temerosa. Espiritualmente estoy en una carcel en la cual la ansiedad y el estrés me ahogan.

Algunos días la ansiedad me persigue como un depredador engañoso, y la tentación de preocuparme me atrae. Lo sé mejor, pero algunos días los desafíos pesan más que las verdades enterradas en el interior. Mi confianza en ti se desvanece en el fondo, dando permiso al miedo y a las preocupaciones para desalentarme.

En esos momentos de aprehensión, ayúdame a recordar que yo te pertenezco, y que tú no eres el autor del temor o de la ansiedad, sino el dador del amor y de una mente sana.

Enséñame tus maneras de responder a los problemas dando gracias en ellos. Tu Palabra me asegura que tú estás siempre conmigo. Tú eres el controlador de todas las cosas, y nada escapa a tu atención en mi vida. Me has dado todas las herramientas y bendiciones espirituales para luchar contra aquellas cosas que intentan robar mi paz. Has prometido que cuando estoy estresado y las cargas están tratando de agobiarme, puedo venir a ti. ¡Me darás un dulce descanso!

Ya sea que la ansiedad provenga del trabajo, de las preocupaciones del hogar, las finanzas, los problemas físicos o incluso las condiciones mundiales. Tú estás allí, Señor, para soportar el peso.

Enséñame a reconocer las pruebas estresantes como herramientas para que tú me moldees y me reorganices. A través de esos tiempos difíciles, tú me enseñarás paciencia, ampliarás mi fe y me ayudarás a ver cosas que antes no podía ver, si sólo te dejo a ti. Cuando no sé qué hacer, Señor, quiero volverme a ti primero, y no durar.

Perdóname por tratar de manejar las cosas por mi cuenta, Señor. La necesidad de tener el control a veces se convierte en un baluarte de mi vida. Eso sólo empeora las cosas.

Quiero confiar más en ti y ver las cosas desde tu perspectiva, no desde la mía. Nadie me hace sentir tenso, enojado o estresado, y nadie me obliga a reaccionar negativamente.

Elijo responder según tu palabra. Creo que tú creaste todas las cosas y las sostienes en tus manos. Creo que eres verdaderamente bueno. Cuando un pensamiento ansioso se arrastra, ayúdame a detenerme y relajarme, a tomar ese pensamiento cautivo, y a convertir la aprehensión en una oración tranquila por liberación. Renueva mi sistema de creencias, Señor. Muéstrame una nueva forma de manejar la vida según tu Camino.

No importa con qué temas esté tratando; no importa cuán grandes sean los problemas o las situaciones, hoy los pongo a tus pies. Convierte estas situaciones que me estresan en lecciones para enseñarme; para tener un crecimiento espiritual,  y fortalecer la confianza en ti.

Cuando no vea ninguna solución posible, elijo creer que tú estás arreglando las cosas para mi bien en tu  tiempo, no en el mio. Así como lo hiciste en el pasado. Muéstrame qué hacer o qué no hacer. Mientras me concentro en ti, recordando tus promesas y tus palabras, creo que tú me llenarás de una paz que está más allá de todo entendimiento.

En tu precioso nombre,
amen

Una breve oración para un corazón ansioso

Querido Señor, te agradezco que yo pueda venir a ti siempre por cualquier razón. Te agradezco que cuando te busco, tú me contestas. Ayúdame a venir a ti al principio de mis miedos y ansiedades en vez de esperar hasta que no pueda soportarlas más. Cuanto antes venga a ti, sera mejor.

Te pido que me liberes de todos mis miedos. Ayúdame a buscar siempre tu ayuda para que tu luz pueda resplandecer en mi y que pueda ayudar a otras personas que pasen por la misma situación que yo he pasado.  Ser radiante con tu alegría, para manifestar tu amor donde quiera que vaya.

En el nombre de Jesús amen.

Comparte esta oración a quien la pueda necesitar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here