Oración A San Blas | Para Pedir Por Los Problemas En La Garganta

290

San Blas es más conocido hoy en día como el santo patrón de aquellos con problemas de garganta porque una vez curó a un niño que se estaba ahogando con una espina de pescado. Por eso, en la fiesta de San Blas, que se celebra el día 3 de febrero, los sacerdotes bendicen las gargantas de los católicos, para proteger a los fieles de las enfermedades y de los problemas físicos de la garganta. Obispo del siglo IV de Sebastián en Armenia, San Blas sufrió el martirio por su fidelidad a Cristo.

Más abajo oración a San Blas, para pedir su intercesión ante el Señor Jesucristo, para cualquier tipo de problemas de salud relacionado con la garganta.

Oración a San Blas para aliviar dolor de garganta

Oh! Grandioso San Blas, acudo ante ti como médico por excelencia para que me des tu intercesión Divino San Blas, obispo y mártir, para que Dios me libre de las dolencias de la garganta que estoy padeciendo en estos momentos y me cuide y libere de cualquier otro mal. En el Nombre de nuestro Señor Jesucristo que vive y reina en todos nosotros. Amén.

Oración a san Blas para sanar la tos

Oh, glorioso San Blas, que por tu martirio ha dejado a la Iglesia un precioso testimonio de fe, obtenga para nosotros la gracia de preservar dentro de nosotros este don divino, y defender, sin respeto humano, tanto con la palabra como con el ejemplo, la verdad de esa misma fe, que es tan malvadamente atacada y calumniado en estos tiempos.

Tú que curaste milagrosamente un niño pequeño cuando estaba a punto de morir a causa de una afección de la garganta, concédenos tu poderosa protección en las mismas desgracias; y, sobre todo, obtener para nosotros la gracia del arrepentimiento, junto con una fiel observancia de nuestra Iglesia, y evitar ofender a Dios Todopoderoso. Amén

Oración a San Blas para curar enfermedad de garganta

San Blas, protector sagrado de todos los males que afectan la garganta, hoy te invoco para que atiendas mis aflicciones referentes a una extraña enfermedad que está afectando mi garganta y los médicos no encuentran ninguna solución.

Te suplico humildemente intercedas por mí, para que pueda alcanzar la misericordia, dame el remedio que necesito, este favor que te pido con mucha fe, te ruego des la solución que necesito a mi problema de salud. Amén.

Oración a San Blas para pedir favores

Glorioso San Blas, tú que preferiste alejarte del mundo para consagrar tu vida a Dios, haz que pueda resolver todos mis problemas. Tú que confiaste en el poder de nuestro Señor, ayúdame a obtener este favor (Decir lo que se desea), que a través de tus obras realizaste muchos milagros, lograste que mucho se convirtieran y creyeran en la palabras del Señor.

Glorioso San Blas que al llamada del Señor respondiste ofreciendo el cáliz del martirio, tu que fuiste perseguido y cruelmente torturado concédeme tu intercesión ante Dios. Médico y mártir, lleno de bondad, amor, compasión, tu que fuiste privado de tu libertad por tu grandiosa fe, y aun cuando te llevaban a la cárcel, realizaste varios milagros, le otorgaste la cura a muchos de los enfermos que te lo pidieron, te ruego que cumpla mi petición.(hacer la petición)

¡Oh obispo mártir! te suplico tu mediación para que eleves mi petición ante el trono del Altísimo, para que sean escuchadas y atendidas, y que nunca me falte la voz para cantar contigo las alabanzas del Señor, buscar su voluntad, implorar su perdón y misericordia Divina y pedirle fuerzas para servirle mejor. Amén.

Oración a San Blas para pedir un milagro

Querido obispo y amante de las almas, llevaste voluntariamente cruces pesadas en fiel imitación de Jesús. De la misma manera, con la compasión de Cristo curaste a muchos que sufrían. Que después de sufrir horribles torturas, moriste como un mártir por Cristo. Obtenga una cura para estos (hacer la petición) males si esto es agradable a Dios. Amén.

Novena a San Blas

La novena a San Blas, se reza todos los días durante nueve días consecutivos. Al iniciarla no debes pararla, ya que se corre el riesgo que no cumpla efecto.

Oración preparatoria

Dios Todopoderoso y Eterno! Con fe viva y adorando reverentemente a Tu Divina Majestad, me postro ante Ti e invoco con confianza filial Tu suprema generosidad y misericordia. Ilumina la oscuridad de mi intelecto con un rayo de tu luz celestial e inflama mi corazón con el fuego de tu amor divino, para que pueda contemplar las grandes virtudes y méritos del santo en cuyo honor hago esta novena, y siguiendo su ejemplo imitar, como él, la vida de tu divino Hijo.

Además, te suplico que concedas con gracia, por los méritos y la intercesión de este poderoso Auxiliar, la petición que humildemente te presento por medio de él, salvando con devoción, “Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. Acepta con gracia oírlo, si redunda en tu mayor gloria y en la salvación de mi alma. Amén.

Oración en honor de San Blas

Oh DIOS, líbranos por la intercesión de tu santo obispo y mártir Blas, de todo mal del alma y del cuerpo, especialmente de todos los males de la garganta; y concédenos la gracia de hacer una buena confesión con la esperanza segura de obtener tu perdón, y alabar siempre con labios dignos tu santísimo nombre. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Invocación de San Blas

San Blas, bondadoso benefactor de los hombres y fiel siervo de Dios, que por amor de nuestro Salvador sufrió tantas torturas con paciencia y resignación; invoco tu poderosa intercesión. Guárdame de todos los males del alma y del cuerpo. Por tus grandes méritos Dios te dotó de la gracia especial de ayudar a los que sufren de enfermedades de la garganta; aliviándome y preservándome de ellas, para que yo pueda siempre cumplir con mis deberes, y con la ayuda de la gracia de Dios realizar buenas obras.

Invoco tu ayuda como médico especial de las almas, para que pueda confesar mis pecados sinceramente en el santo sacramento de la Penitencia y obtener su perdón. Recomiendo a tu misericordiosa intercesión también a aquellos que desgraciadamente ocultaron un pecado en la confesión.

Obtén para ellos la gracia de acusarse sincera y arrepentidamente del pecado que ocultaron, de las sacrílegas confesiones y comuniones que hicieron, y de todos los pecados que cometieron desde entonces, para que puedan recibir el perdón, la gracia de Dios y la remisión del castigo eterno. Amén.

Oración final

¡Señor mío y Dios mío! Te ofrezco mi petición en unión con la amarga pasión y muerte de Jesucristo, Tu Hijo, junto con los méritos de Su inmaculada y bendita Madre, María siempre virgen, y de todos los santos, particularmente con los del Santo Auxiliador en cuyo honor hago esta novena. Mírame, Señor misericordioso! Concédeme tu gracia y tu amor, y escucha con gracia mi oración. Amén.

Video de oraciones a San Blas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here