Oración A San Juan Eudes | Para Orar En Cuaresma, Protección Y Amor

3467

San Juan Eudes nació en la ciudad de Ri, en una granja del norte de Francia. Fue misionero parroquial, fundador de dos comunidades religiosas y gran promotor de la devoción al Sagrado Corazón y al Inmaculado Corazón de María. A los 24 años fue ordenado sacerdote.

Entre 1627 y 1631 se ofreció a cuidar a los enfermos de las diversas plagas de la época. A la edad de 32 años, se convirtió en misionero parroquial y fue conocido por sus dones como predicador y confesor. San Juan Eudes predicó más de 100 misiones parroquiales, algunas de ellas de varios meses de duración.

Después de mucha oración, San Juan Eudes decidió dejar la comunidad religiosa después de darse cuenta de que la mayor necesidad del tiempo era para los seminarios. Ese año, fundó la Congregación de Jesús y María, que se dedicaba a la formación del clero dirigiendo seminarios diocesanos. San Juan Eudes fundó varios seminarios en Normandía. También fundó las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Refugio para ayudar a las mujeres abandonadas.

San Juan Eudes es conocido por sus escritos, especialmente El Confesor Ideal y El Predicador Apostólico. Sobre todo, San Juan Eudes enseñó que Jesús era la fuente de toda santidad y María el ejemplo de una vida cristiana. Murió en 1680.

Esta sección contiene las oraciones a San Juan Eudes.  Sus oraciones reflejan su corazón, su espiritualidad encarnada y cristo céntrica.  Algunas oraciones se pueden encontrar a continuación.  Subiremos más oraciones una y otra vez.

Indice de Contenidos

Oración a San Juan EudesOración a San Juan Eudes

Oh sacerdote de Jesús y María tan dedicados a los Corazones de nuestro Señor y Señora y a la formación de sus compañeros sacerdotes, qué bien predicaron de nuestra necesidad de ser uno con Cristo nuestra Cabeza; con qué celo se preocuparon por los más pobres entre nosotros  oren para que los sacerdotes y de hecho todos los cristianos tengan corazones y almas latiendo y respirando como uno con el Señor, en unión con nuestra Santa Madre; que todos sirvan y glorifiquen al Padre usando todas sus facultades como si fuesen Suyas. Oh, que en verdad pertenezcamos al Hijo de Dios y seamos gobernados por Él, Su propia vida eterna corriendo por nuestras venas, Su aliento en nuestra lengua!

Oración de Cuaresma de San Juan Eudes

Oh, Señor mío, qué mal uso he hecho de las criaturas! Perdóname, oh Señor! De aquí en adelante no quiero usar nada a menos que sea para tu gloria y de acuerdo a tu santa voluntad, como lo hizo tu Hijo Jesús.

Oh Dios mío, si en el pasado me he apartado de Ti, que eres mi principio, mi fin y mi bien supremo; si me he vuelto hacia mí mismo y hacia las criaturas, prefiriendo su voluntad y la mía a la tuya, aquí y ahora prometo renunciar, por completo y para siempre, al mundo y a mí mismo, y entregarme por completo y para siempre a Ti.

Oh Dios mío, me entrego a Ti como mi Principio; toma completa posesión de mí. Que siempre permanezca en Ti! Ser el principio y el final de todas mis acciones. Oh Dios mío, me entrego a Ti como mi fin, mi centro, mi bien supremo. Dibújame hacia Ti! Haz que tienda continuamente hacia Ti. Sé mi delicia, mi gloria, mi tesoro, mi todo! Amén

Oración a San Juan Eudes de protección

Padre, tu que elegiste al sacerdote Juan Eudes para predicar las infinitas riquezas de Cristo. Por su enseñanza y ejemplo ayúdanos a conocerte mejor y vivir fielmente a la luz del Evangelio.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración Mariana de San Juan Eudes

Oh Santísima Virgen, Madre de mi Dios y Salvador, te honro y te venero en el primer momento de tu vida. Yo honro y venero las disposiciones de tu alma santa, y todo lo que ocurrió en ti en ese momento.

Empezaste inmediatamente, Oh, Virgen santa, para amar y glorificar a Dios de la manera más perfecta, y desde ese primer momento hasta el último de tu vida, que alguna vez lo amaste y lo glorificaste más y más.

En cuanto a mí, a pesar de todos los años he estado en este mundo, aún no he empezado a amar y servirle como debería. Oh, Madre de misericordia, ruega a tu divino Hijo que se apiade de mí.

Expiar mis defectos, ofreciéndole en mi nombre todo el amor y la gloria que le diste, para satisfacer mi negligencia en amarlo y glorificarlo. Concédeme que pueda compartir en tu amor supremo por él, y en la fidelidad de ese gran amor eterno.

Reza por mí, para que me conceda la gracia de comenzar, al menos ahora, para amarlo perfectamente, y que todo lo que tendrá lugar durante este año, y toda mi vida, a su gloria y a tu honor.

Ángeles y santos de Jesucristo, reza por mí, para que nuestro amante Salvador me conceda una nueva gracia y un nuevo amor por él, para dedicar este año y toda mi vida, pura y exclusivamente al servicio de su gloria y amor. Amén

Oración diaria a San Juan Eudes

Oh Dios, que, para promover correctamente la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María, has inflamado maravillosamente al beato Juan tu confesor, y por medio de él has querido reunir nuevas familias en tu Iglesia; te suplicamos que veneremos sus piadosos méritos y seamos edificados por los ejemplos de sus virtudes. Por el mismo Jesucristo, tu Hijo Nuestro Señor, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios, mundo sin fin. Amén.

Oración de San Juan Eudes al Sagrado Corazón de Jesús

Oh, cuán bueno y delicioso es habitar en el corazón de Jesús! Tu Corazón, oh buen Jesús, es un tesoro precioso, una perla preciosa que hemos encontrado cavando el campo de Tu Cuerpo. ¿Quién desechará esta perla? No, más bien daré todo lo que tengo, intercambiaré todos mis pensamientos y deseos y los compraré.

Pondré todo mi cuidado en el Corazón del Señor Jesús y Él me mantendrán sin falta. Adoraré en este templo, este Lugar Santísimo, este Arca del Testamento, y alabaré el nombre del Señor, diciendo con David: «He encontrado mi corazón para orar a mi Dios. Y he encontrado el corazón de mi Rey, de mi hermano, de mi amigo, el Jesús benigno, ¿y por qué no voy a adorar?» Con toda seguridad rezaré.

Porque su Corazón es mío. Lo diré con valentía, pues Cristo es mi cabeza, no es lo que pertenece a mi cabeza? Por lo tanto, como los ojos de mi cabo la cabeza son verdaderamente mis ojos, así como mi corazón espiritual es mi corazón. Por lo tanto, está bien conmigo: en verdad tengo un solo Corazón con Jesús y qué maravilla que haya un solo corazón con la multitud de creyentes. Amén

Oración a San Juan Eudes, por las familias religiosas

Oh Dios, que encendiste maravillosamente a Juan, tu Confesor, para promover el culto público de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, y por medio de él hiciste la voluntad de fundar nuevas familias religiosas en tu Iglesia: concédenos, te suplicamos, que nosotros que veneramos sus méritos también seamos enseñados por el ejemplo de sus virtudes. A través del mismo nuestro Señor. Amén

Videos de oraciones a San Juan Eudes

Comparte esta oración a quien la pueda necesitar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here