Oración a Santa Matilde por la liberación de las almas del Purgatorio

311

Santa Matilde vivió en el siglo XIII en Helfta, Alemania. La mayor parte de su vida fue monja, por lo que ingresó a temprana edad al monasterio cisterciense de Rodersdorf.

oración-a-santa-matilde

A lo largo de su vida siempre rezó por la liberación de las almas del purgatorio y su salvación. También llegó a tener un gran número de experiencias místicas, pero nunca fueron muy conocidas, ya que ella lo mantuvo en secreto.

Murió el 19 de noviembre de 1299. Por eso, la iglesia católica escogió ese día para celebrar su festividad. Se le venera porque ella intercede ante Dios por las almas pecadoras.

📅 ¿Cuando se celebra a Santa Matilde?

La festividad y conmemoración es el día 14 de Marzo.

🙏 Oración a Santa Matilde por la liberación de las almas del purgatorio🙏

Padre Nuestro, que estás en el Reino de los Cielos y siempre nos cuidas de todo mal y peligro, te suplico que perdones a aquellas almas pecadoras. Tú comprendes que el mal siempre dominó sus corazones y siempre te rechazaron, pero sé que no las abandonarás.

Ofrezco como sacrificio el infinito amor y misericordia de tu hijo Jesucristo. 

Te suplico que perdones a las almas que jamás te glorificaron y solamente maldecían tu nombre.

Como penitencia te ofrezco en sacrificio las múltiples enseñanzas que Jesucristo nos regaló para glorificar tu santo nombre. 

Padre misericordioso, te imploro que perdones a las almas que nunca desearon estar bajo tu gracia. Redime todos sus pecados y permite que tengan descanso eterno.

Te ofrezco la bondad y misericordia de tu hijo Jesucristo, porque su deseo siempre ha sido que todos seamos parte de tu Reino.

Te pido que perdones a las almas que durante su vida no siguieron tus designios, sino que optaron por hacer lo que el mal les aconsejaba. 

Te ofrezco el corazón puro y sagrado de Jesucristo, el cual sufrió por culpa nuestra.

Te suplico que perdones a aquellas almas que siempre buscaban la desgracia de sus enemigos y jamás aprendieron la importancia de perdonar a los demás.

Te ofrezco en sacrificio las últimas palabras que Jesucristo dijo en la Cruz: “Padre, perdónalos, pues no saben lo que hacen”.

Te ruego que perdones a las almas que se dejaron llevar de la debilidad del demonio y fueron víctimas de sus dulces tentaciones. 

Te ofrezco el sufrimiento y dolor que tu hijo Jesucristo padeció solamente por mostrarnos el verdadero camino hacia tu Reino.

Señor Todopoderoso, suplico que perdones a todas las almas pecadoras para que puedan descansar en paz por el resto de la eternidad. Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here