4 Modelos De Oración Para Tener Paz Citadas En la Biblia

862

La vida cotidiana puede traer desafíos e incomodidad, lo que nos puede echar de nuestro lugar pacífico. Idealmente, estaríamos libres de preocupaciones y estrés y podríamos disfrutar de nuestra vida, familia, trabajo y pasatiempos, sin preocupaciones. Estar cargados de preocupaciones puede privarnos de nuestra energía y propósito de vida, por ello, te traemos estos 4 modelos de oración para tener paz; pero no cualquier paz, sino la paz que proviene de Dios que sobre pasa todo entendimiento.

Oración para tener paz

Tendemos a hacer hincapié en muchas cosas diferentes de la vida, tanto grandes como pequeñas. Esto puede incluir dónde mudarse, con quién casarse, qué trabajo aceptar, cómo pasar el tiempo libre, etc. Pero la preocupación es una forma de pecado, porque significa que no estás confiando en Dios. Todas las áreas de nuestra vida son de interés para Dios. Sin estas pruebas, no tendríamos ninguna victoria.

Nuestro Señor nos ha prometido paz en estos tiempos de prueba. Él nos ha proporcionado un camino para llegar a él en tiempos de necesidad. La paz que puede darnos puede proteger nuestras mentes y fortalecernos. En su presencia hay paz.

Si la paz es lo que buscas, enfoca tus pensamientos en estos 4 modelos de oración para tener paz.

Romanos 15:13 ” Que el Dios de la esperanza te llene de todo gozo y paz mientras confías en él, para que puedas desbordar de esperanza por el poder del Espíritu Santo”.

El mundo puede ser cruel e injusto a veces. Vemos cosas buenas que le suceden a la gente buena. Dios no los causa, pero es capaz de bendecirnos con su paz. Practique la presencia de Dios y ore. Puedes encontrar la paz orando y meditando sobre lo que es santo. El acto de orar te permite pensar en pureza, excelencia y verdad; esto llena tu corazón de bondad.

Romanos 8:6 ” La mente del hombre pecador es muerte, pero la mente controlada por el Espíritu es vida y paz”.

4 Modelos de oración para tener paz.

1. Cuando se estas abrumado

2 Tesalonicenses 3:16 “Que el Señor de la paz os dé su paz en todo tiempo y en toda situación”.

Señor, estoy agotado. Mis manos están llenas y mi mente se tambalea con todas las cosas que tengo que hacer. Por favor ayúdenme a lograr todo lo que se necesita hacer cada día y a encontrar descanso. Mientras trabajo, ayúdame a ser productivo y pacífico. A amar a los demás, ayúdame a calmarme y animarme. Necesito tu paz en cada área de mi vida hoy.

En el nombre de Jesús. Amen.

2. Ser fortalecido

Filipenses 4:13 “Porque todo lo puedo por medio de Cristo que me da fuerza”.

Señor fortaléceme,  siento como que hay mucho que lograr cada día, y a veces es difícil descansar. Me preocupo que no lo haré todo. Que fracasaré. Pero prometes fortalecerme. ¡Tú eres el Dios poderoso! Ayúdame a centrarme en lo que tú puedes hacer, no en lo que yo no puedo. Empoderarme y animarme. Dame la fuerza duradera que sólo tú puedes darme. Derrama de tu paz para que pueda vivir la vida mejor y más fuerte

En el nombre de Jesús. Amen.

3. Cómo poner en orden mis prioridades

Mateo 6:33 “Buscad el Reino de Dios sobre todo lo demás, y vivid justamente, y él os dará todo lo que necesitéis”.

Señor, tengo mis planes, pero ¿qué quieres hacer hoy? Ayúdame a priorizar todo lo que necesitas hacer. En medio de las ocupaciones de la vida, ayúdame a centrarme en lo que es verdaderamente importante y no siempre quedarme atrapado en lo urgente. Ayúdame a ponerte en primer lugar, porque sé que desde mi tiempo de reposición contigo todo lo demás fluye. Te buscaré primero.

En el nombre de Jesús. Amén.

4. Descanso para los cansados

Mateo 11:28-30 “Venid a mí, todos los que estáis cansados y lleváis cargas pesadas, y yo os daré descanso. Toma mi yugo sobre ti. Permítanme enseñarles, porque yo soy humilde y manso de corazón, y encontrarán descanso para sus almas. Porque mi yugo es fácil de llevar, y la carga que os doy es ligera”.

Señor, estoy tan agradecida por el descanso. ¡Darte el primer lugar me hace descansar! En vez de dar vueltas y vueltas por la noche con los ojos bien abiertos. Te doy mis preocupaciones, mis listas y horarios. Con las manos abiertas, te pido que me ayudes a liberar todo a lo que me aferro tan firmemente. Necesito descanso para mi espíritu, alma y mi cuerpo. Permíteme vivir desde un centro tranquilo y arraigado como vengo a ti cada día.

En el nombre de Jesús. Amén.

El mundo quiere robar tu paz. Jesús dijo:”La paz os dejo, mi paz os doy. No os doy lo que el mundo da. No se turbe vuestro corazón y no tengáis miedo “. Juan 14:27

Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su Hijo unigénito para satisfacer ese juicio para aquellos que creen en Él. Jesús, el Creador e Hijo eterno de Dios, que vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecemos, fue sepultado y resucitó de entre los muertos de acuerdo a la Biblia.

Si verdaderamente crees y confías esto en tu corazón, recibiendo a Jesús solo como tu Salvador, declarando:”Jesús es Señor,” serás salvo del juicio y pasarás la eternidad con Dios en el cielo. Cuando tomamos esta decisión y declaramos estas palabras, Dios nos trae la paz que nuestro espíritu necesita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here