Oración Para Boda Para Pedir Bendiciones Por La Unión

1189

El matrimonio es un regalo,  una bendición asombrosa de Dios. Sin embargo, con frecuencia, los dones más grandes en la vida no siempre son apreciados como deberían ser. Tal vez porque la vida está ocupada, o nos apresuramos y nos distraemos. Tal vez porque empezamos a darnos el uno al otro por sentado. O no estamos de acuerdo y dejamos que los resentimientos aguanten más tiempo del que deberían. Aquí te traemos una oración para boda que usted puede ofrecer en su nombre, como un buen desea para la pareja que toma la decisión de unirse en matrimonio.

Oración para boda

Oración para boda para que sea bendecida

Señor, mientras esta pareja comienza sus vidas juntos en el día de su boda, yo oro para que sus corazones se unan como uno contigo en su deseo de convertirte en el centro. Que este día sea el comienzo de algo hermoso, una celebración como ninguna otra.

A medida que se comprometen el uno con el otro en tu presencia y de los demás, dales una comprensión clara de su compromiso mutuo contigo y con ellos mismos. Que su lealtad en el matrimonio refleje tu propio amor y fidelidad a ti. Hazles saber que dos son mejores que uno, ya que se invierten mutuamente y dependen el uno del otro; pero que la tercera rama de sus lazos matrimoniales debes ser siempre tú.

Que su amor como los anillos de boda que usarán sea un círculo que nunca acabe. Crecer esa relación de amor en una que sea paciente y amable, no jactanciosa u orgullosa, una que sea generosa y confiada, y un amor que proteja y persevere a través de cada estación de la vida.

Te pido Señor que le des a esta pareja momentos inolvidables, que puedan experimentar tu amor, dedicación interminable y motivos desinteresados. Que se unan como una carne. De todas las maneras posibles, que hagan de la casa que construyan juntos un hogar piadoso, un lugar donde las heridas sean sanadas con la gracia, un lugar donde los corazones sean sellados con el perdón, y un lugar donde las emociones se sientan seguras cuando son compartidas con honestidad y dulzura. Que se mantengan abiertos a su comunicación contigo, y entre ellos mismos para que la oración sea una prioridad constante.

Señor, hoy y todos los días, que la risa resuene en los pasillos de sus corazones y en sus hogares; que la alegría llene cada habitación; y que el resplandor de tu rostro resplandezca sobre ellos, los bendiga y les des una paz misericordiosa que rebase todo entendimiento.

Enciende un fuego de pasión que los impulse a amarte con todo su corazón, espíritu, alma y cuerpo, y que envuelvan su propia unión como hombre y esposa en pureza y unidad. Ayudalos a soportar las cargas de los demás, así como ellos ponen sus cuidados en tus hombros. Que siempre elijan ver lo mejor de cada uno, incluso en los peores tiempos.

Que visualicen su matrimonio como algo más que un vínculo de dos vidas, sino como dos personas con un propósito grande unido para ti, Señor: un faro de refugio, un lugar de acogida para el ánimo y un testimonio de tu poder y gracia.

Ayudalos a apreciar el día de su boda como un monumento sagrado, y su unión como un tesoro para proteger a toda costa. Hazles siempre un recordatorio de la esperanza que sigue creciendo y la fe que crece. Que ellos puedan estar firmes y seguir creyendo que todas las cosas son posibles por medio de Cristo, Aquel que comenzó la buena obra en ellos.

Señor, el día de su boda, que cada palabra pronunciada y cada prenda preciosa les recuerde a aquel que mantiene unidas todas las cosas y hace buenas todas las cosas. Juntos, mientras esta pareja se para lado a lado, y de la mano en la mano, sosteniéndolos firmemente y nunca los suelte. Llena sus corazones con incesante gratitud. Ser su visión, su fuerza y su compañero constante.

En el nombre de Jesús,
Amén

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here