Oración del Salmo 136 – Alabanza por la misericordia eterna de Jehová

25

En el Salmo 136 se pide por alabanza para Jehová, y se refiere a él como el Dios de los dioses, el Señor de los señores. Se menciona su misericordia, la cual es eterna, porque viene del único ser capaz de hacer maravillas. 

Se habla de un Dios que se acuerda de nosotros cuando estamos abatidos, que nos rescata cuando nos rodean nuestros enemigos, y le da alimento a cualquier ser viviente, todo esto como prueba de su misericordia. Que sigue presente aun cuando no se le paga de la mejor manera.

oracion-salmo-136

🙏Oración Salmo 136🙏

Alabad a Jehová, porque él es bueno,
porque para siempre es su misericordia.

Alabad al Dios de los dioses,
porque para siempre es su misericordia.

Alabad al Señor de señores,
porque para siempre es su misericordia;

al único que hace grandes maravillas,
porque para siempre es su misericordia;

al que hizo los cielos con entendimiento,
porque para siempre es su misericordia;

al que extendió la tierra sobre las aguas,
porque para siempre es su misericordia;

al que hizo los grandes luminares,
porque para siempre es su misericordia:

el sol para que señorease el día,
porque para siempre es su misericordia;

la luna y las estrellas para que señoreasen la noche,
porque para siempre es su misericordia;

al que hirió a Egipto en sus primogénitos,
porque para siempre es su misericordia;

y sacó a Israel de en medio de ellos,
porque para siempre es su misericordia,

con mano fuerte y brazo extendido,
porque para siempre es su misericordia;

al que dividió el mar Rojo en partes,
porque para siempre es su misericordia;

e hizo pasar a Israel por en medio de él,
porque para siempre es su misericordia;

y arrojó a Faraón y a su ejército en el mar Rojo,
porque para siempre es su misericordia;

al que condujo a su pueblo por el desierto,
porque para siempre es su misericordia;

al que hirió a grandes reyes,
porque para siempre es su misericordia;

y quitó la vida a reyes poderosos,
porque para siempre es su misericordia;

a Sehón, rey amorreo,
porque para siempre es su misericordia;

y a Og, rey de Basán,
porque para siempre es su misericordia;

y dio la tierra de ellos en heredad,
porque para siempre es su misericordia;

en heredad a Israel, su siervo,
porque para siempre es su misericordia.

Él es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros,
porque para siempre es su misericordia;

y nos rescató de nuestros enemigos,
porque para siempre es su misericordia.

Él da alimento a toda carne,
porque para siempre es su misericordia.

Alabad al Dios de los cielos,
porque para siempre es su misericordia.

Explicación del Salmos 136

Vídeo de la Oración del Salmo 13

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here