Oración del Salmo 37 Para Peticiones Dificiles

2479

En el Salmo 37 David pide que no se cree impaciencia por parte de los malignos, o que se envidie a quienes cometen iniquidad. Éstos pronto son erradicados. Pide que se tenga fe en Jehová, y se haga el bien, esta es la única manera de habitar en la tierra y conocer la verdad. 

Aclama que con Jehová los días perfectos serán eternos, y sus creyentes nunca serán avergonzados en el mal tiempo. Siendo saciados en los días de hambre. Reconociendo que los impíos perecerán, serán disipados tal cual humo. Los benditos heredarán la tierra.

Indice de Contenidos

oracion-salmo-37

🙏Oración Salmo 37🙏

No te impacientes a causa de los malignos,
ni tengas envidia de los que hacen iniquidad,

porque como hierba pronto serán cortados,
y como la hierba verde se secarán.

Confía en Jehová y haz el bien;
habita en la tierra y apaciéntate en la fidelidad.

Deléitate asimismo en Jehová,
y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Encomienda a Jehová tu camino,
y confía en él, y él lo hará.

Y exhibirá tu justicia como la luz,
y tu derecho como el mediodía.

Guarda silencio ante Jehová, y espera con paciencia en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
por el hombre que lleva a cabo sus intrigas.

Deja la ira y desecha el enojo;
no te irrites, pues ello solo conduce a hacer lo malo.

Porque los malignos serán talados,
pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.

Pues dentro de poco no existirá el malo;
sí, buscarás con diligencia su lugar, y no estará.

Pero los mansos heredarán la tierra,
y se deleitarán con abundancia de paz.

Maquina el impío contra el justo
y hace rechinar contra él sus dientes.

El Señor se ríe de él,
porque ve que viene su día.

Los impíos han desenvainado la espada
y han tensado su arco,
para derribar al pobre y al necesitado,
para matar a los de recto proceder.

Su espada entrará en su mismo corazón,
y sus arcos serán quebrados.

Mejor es lo poco del justo
que las riquezas de muchos pecadores.

Porque los brazos de los impíos serán quebrados,
mas el que sostiene a los justos es Jehová.

Conoce Jehová los días de los íntegros,
y la heredad de ellos será para siempre.

No serán avergonzados en el tiempo malo,
y en los días de hambre serán saciados.

Mas los impíos perecerán,
y los enemigos de Jehová serán consumidos
como la grasa de los carneros;
se disiparán como el humo.

El impío toma prestado y no paga,
mas el justo tiene misericordia y da.

Porque los bendecidos por él heredarán la tierra,
y los maldecidos por él serán talados.

Por Jehová son afianzados los pasos del hombre,
y él se deleita en su camino.

Aunque caiga, no quedará postrado,
porque Jehová sostiene su mano.

Joven fui, y ya he envejecido,
y no he visto justo desamparado
ni a su descendencia que mendigue pan.

En todo tiempo tiene misericordia y presta,
y su descendencia es para bendición.

Apártate del mal, y haz el bien,
y vivirás para siempre,

porque Jehová ama la justicia
y no desampara a sus santos;
para siempre serán guardados,
mas la descendencia de los impíos será talada.

Los justos heredarán la tierra
y vivirán para siempre en ella.

La boca del justo habla sabiduría,
y su lengua habla justicia.

La ley de su Dios está en su corazón;
por tanto, sus pasos no vacilarán.

Acecha el impío al justo
y procura matarlo.

Jehová no le dejará en sus manos,
ni le condenará cuando sea juzgado.

Espera en Jehová y guarda su camino,
y él te exaltará para heredar la tierra;
cuando sean talados los pecadores, lo verás.

He visto al impío en gran poder,
y que se extendía como frondoso árbol natural.

Pero él pasó, y he aquí, ya no estaba;
y lo busqué, y no fue hallado.

Considera al íntegro y mira al justo,
porque el porvenir de ese hombre es paz.

Mas los transgresores serán todos a una destruidos;
el porvenir de los impíos será truncado.

Pero la salvación de los justos es de Jehová;
él es su fortaleza en el tiempo de angustia.

Y Jehová los ayudará
y los librará; los libertará de los impíos y los salvará,
por cuanto en él se refugian.

Explicación del Salmos 37

Vídeo de la Oración del Salmo 37

Comparte esta oración a quien la pueda necesitar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here