Oración del Salmo 46 – Dios es nuestro amparo y fortaleza

2606

“Dios es nuestro amparo y fortaleza” es la oración que da inicio al Salmo 46. Exclamando que es un auxilio que ayuda a no temer incluso en las peores situaciones. Siendo este el único ser que podrá ayudar a cualquier criatura a sobrepasar la oscuridad. 

En él se reconocen las sobras de Jehová, el único capaz de parar cualquier guerra. Se pide estar quietos ante su figura, conocerla, pues este estará enaltecido en cualquier nación de la tierra. El Dios de Jacob es más que un refugio, es el ejército que siempre está con nosotros.

Indice de Contenidos

oracion-salmo-46

🙏Oración Salmo 46🙏

Dios es nuestro refugio y fortaleza,
nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos aunque la tierra sea removida
y se deslicen los montes al fondo del mar;

aunque bramen y se turben sus aguas,
y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah

Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios,
el lugar santo de las moradas del Altísimo.

Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al romper el alba.

Bramaron las naciones, se tambalearon los reinos;
dio él su voz, se derritió la tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;
nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Venid, ved las obras de Jehová,
que ha hecho desolaciones en la tierra,

que hace cesar las guerras hasta los confines de la tierra,
que quiebra el arco, y parte en dos la lanza
y quema los carros en el fuego.

Quedaos tranquilos, y sabed que yo soy Dios;
seré exaltado entre las naciones; exaltado seré en la tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;
nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Explicación del Salmos 46

Vídeo de la Oración del Salmo 46

Comparte esta oración a quien la pueda necesitar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here