Oración del Salmo 84 – Anhelo por la casa de Dios

2648

El Salmo 84 es para los hijos de Core. En él se habla de la amabilidad de las moradas de Jehová. Lugar donde cualquier criatura que lo anhele en el alma encontrará un refugio. Sitio donde, quienes los habitan, vivirán en alabanzas para siempre.

Se pide porque Jehová Dios de los ejércitos oiga las súplicas, se quiere entrar en sus atrios. Se elige eso antes que habitar en la morada del mal, porque saben que él no quitará el bien a quienes son íntegros. Que el hombre que en él confía está lleno de dicha.

Indice de Contenidos

oracion-salmo-84

🙏Oración Salmo 84🙏

¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos!

Mi alma anhela los atrios de Jehová y aun desfallece por ellos;
mi corazón y mi carne cantan con gozo al Dios vivo.

Aun el gorrión halla casa,
y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos,
cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos,
Rey mío y Dios mío.

Bienaventurados los que habitan en tu casa;
continuamente te alabarán. Selah

Bienaventurado el hombre cuya fortaleza está en ti,
en cuyo corazón están tus caminos.

Atraviesan el valle de Baca y lo convierten en fuente;
también la lluvia temprana lo llena de bendiciones.

Irán de poder en poder;
se presentarán ante Dios en Sion.

Oh Jehová Dios de los ejércitos, oye mi oración;
da oídos, oh Dios de Jacob. Selah

Mira, oh Dios, escudo nuestro,
y pon los ojos en el rostro de tu ungido.

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.
Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios
que habitar en las moradas de la maldad.

Porque sol y escudo es Jehová Dios;
gracia y gloria dará Jehová.
No quitará el bien a los que en integridad andan.

Oh Jehová de los ejércitos,
bienaventurado el hombre que en ti confía.

Explicación del Salmos 84

Vídeo de la Oración del Salmo 84

Comparte esta oración a quien la pueda necesitar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here