Oración a San Juan Nepomuceno para Eliminar Calumnias, Difamaciones y Mentiras

29

San Juan Nepomuceno, también conocido como Juan de Nepomuk, fue un religioso checo que vivió durante el siglo XIV.

San-Juan-Nepomuceno

Posiblemente nació en el año 1340 en Nepomuk, República Checa. Estudió en la Universidad de Praga y cuando terminó sus estudios, viajó al norte de Italia para tomar un curso de derecho canónico en la Universidad de Padua.

En 1380 se convirtió en uno de los sacerdotes de Praga. 13 años después fue nombrado vicario general de Juan de Jenstejn, que en aquel momento era arzobispo de Praga.

El rey Wenceslao de Luxemburgo, gobernador de Praga en ese entonces, era un hombre cruel y despiadado que no controlaba sus emociones.

San Juan Nepomuceno era el confesor de la reina, por lo que Wenceslao lo obligó a que le contara sus pecados. Sin embargo, el santo se negó porque eso iba en contra de los designios de Dios.

No obstante, lo que colmó la paciencia del rey fue que San Juan se negó al deseo que tenía de regalar las riquezas de un convento.

Luego de múltiples torturas, San Juan Nepomuceno murió el 20 de marzo de 1393 al ser arrojado al río Moldava en Praga por orden de Wenceslao de Luxemburgo, rey de Bohemia.

📅 ¿Cuando se celebra a San Juan Nepomuceno?

Su festividad se celebra el 16 de mayo y es el patrono de los confesores.

Otras oraciones 

🙏 Oración a San Juan Nepomuceno 🙏

San Juan Nepomuceno,
protector y abogado del buen hombre,
que a pesar del tiempo trascurrido desde tu gloriosa muerte,
no se ha conocido hasta ahora
que quien, con verdadera fe, confianza y esperanza,
se acoge a tu santo y poderoso patrocinio
haya quedado sin respuesta favorable en sus peticiones.

San Juan Nepomuceno,
protector mío,
las maravillas que ha hecho Dios, y sigue haciendo,
por tu mediación en todo el mundo
para el socorro de toda clase de necesidades.

Confío que he de ser uno de los que con agradecimiento
testimonien tus grandes misericordias
con el favorable despacho de mis presentes ruegos;
si por mi miseria no te pido debidamente
las súplicas para que agraden a Dios,
enderézalas tú, te lo ruego,
intercediendo con nuestra poderosísima Madre,
la Virgen María Santísima,
que es el medio por donde todo nos viene de Dios,
y la que por gracia tiene en su mano
la Divina Omnipotencia,
para que así sea otorgada mi demanda:

(pedir lo que se quiere conseguir).

San Juan Nepomuceno,
abogado del buen nombre y el honor,
dígnate apartar de mí toda infamia y mentira,
toda habladuría, mala lengua, difamación,
falso testimonio, calumnia y humillación,
toda intriga, deshonra, mala fama y confusión pública
que por cualquiera parte me amenace,
y concédeme que disfrutando yo
de los honores y bienes de la tierra, no pierda los eternos
que para sus escogidos tiene el Señor
preparados en el Cielo.

Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here